Cómo subir al Ángel de la Independencia gratis

subir al ángel de la independencia

Desde hace algunos años, subir al Ángel de la Independencia es posible para el público en general, a fin de que todos tengan oportunidad de admirar su belleza desde un ángulo distinto. Pero también observar el Paseo de la Reforma desde arriba es un evento único que me dejó embelesada.



Subir al Ángel de la Independencia

Al igual que tú, tenía muchas dudas sobre cómo subir al Ángel de la Independencia en la Ciudad de México, y sobre todo, si saldría viva de allí. Pero debo decirte una absoluta verdad: Subir los 200 escalones al interior de la columna del Ángel de la Independencia es una odisea que bien vale la pena intentar.

No te voy a mentir: puede que una sensación de encierro se apodere de ti a mitad del camino, pero la “victoria alada” merece eso y más para alcanzarla. Y una vez arriba, ésta será tu recompensa:

Qué trámite debo hacer

Tengo que admitir que el trámite GRATUITO para subir al Ángel de la Independencia resulta muy burocrático, pero no hay nada que se pueda hacer al respecto. Así que te doy los pasos que seguimos para lograrlo. La buena noticia es que no fue tardado y tampoco tuve problemas para adquirirlo:

  • Primero debes realizar un escrito dirigido a la Directora General de Cultura de la delegación Cuauhtémoc
  • En él, especificar el motivo de tu visita (puede sonar lógico que es por turismo, pero aun así debes ponerlo por escrito)
  • Añadir cuántas personas subirán (se permiten máximo 6 con un mismo permiso), así como fecha y hora que deseas acceder
  • Nombres y edades de los interesados
  • Nombre y firma del solicitante principal
  • Llevarlo personalmente a la delegación Cuauhtémoc, en un horario de lunes a viernes, de 9 am a 2:30 pm únicamente

Al final, te entregarán un permiso que luce así:

Un paso por el mausoleo

Esa fue la parte aburrida del asunto: sacar el papel que te autoriza subir al Ángel de la Independencia. Ahora viene la segunda parte, realmente llegar allí. Se recomienda que llegues 15 minutos antes de tu hora, para que se vayan formando grupos de hasta seis personas y hasta tengas tiempo de tomar fotos antes de entrar.

Mientras tanto puedes dar la vuelta al mausoleo, custodiado por la figura de Guillén de Lampart; te tomará dos minutos y tendrás oportunidad de ver las placas conmemorativas, pues aquí yacen los restos de los héroes de la Independencia, como Miguel Hidalgo, Ignacio Allende y Guadalupe Victoria, entre otros.

Lo mejor de todo: ¡Subir!

A la hora en punto, el policía que custodia el Ángel de la Independencia te dará luz verde para iniciar la escalada por los 27 escalones de piedra, seguido por una escalera de caracol que cuenta con 173 escalones muy muy estrechos. Y conforme te acercas más a la cima, estará más oscuro y encerrado.

Te recomiendo escuchar música mientras asciendes, o bien clavar la vista al suelo, ya que tampoco hay barandal para sujetarte en caso de sentir mareo. Lo recuerdo al escribir y me sudan las manos, pero créeme que todo se te olvidará una vez que te acerques a la luz.

Las mejores vistas de Reforma

Quizá lo más emocionante de subir al Ángel de la Independencia, sea mirar el Paseo de la Reforma desde la cima, ya que es una de las avenidas más hermosas de la Ciudad de México. En esta época del año, la capital ya se llena de las famosas jacarandas, por lo que tuve doble razón para enamorarme.

Una vez arriba, tienes un total de 15 minutos para aprovechar tu visita. Puedes subir con cámaras fotográficas de cualquier tipo, incluso con un selfie stick si así lo deseas. Sólo recuerda ser respetuoso y tener precaución para no causar daños a la estructura y tampoco poner en riesgo tu vida.





Recorrido 360 grados

Rodea el ángel desde el barandal para tener una perspectiva de cada lado. Imagina que en aquella época, cuando apenas existían unos cuantos automóviles, el Ángel de la Independencia destacaba en toda su magnitud, ya que incluso se ve excelente desde el Castillo de Chapultepec.

Seguramente no resistirás la tentación de voltear hacia abajo; si tienes nervios de acero, podrás lograr tomas como ésta, donde se aprecia la glorieta e incluso la sombra del ángel casi a mediodía.

Símbolo de toda una nación

Al estar arriba, también eres parte de un momento de la Historia de México. Subir al Ángel de la Independencia nos recuerda su construcción, concluida en 1910 por mandato del ex presidente Porfirio Díaz, pero a cargo del arquitecto italiano Enrico Alciati y de Antonio Rivas Mercado.

El llamado “ángel” es, en realidad, una victoria alada recubierta de oro, con una corona de laurel que se alza en su mano derecha, así como unas cadenas rotas en la mano izquierda. Hoy, es símbolo de la Ciudad de México y del país entero.

Más tips

  • Como recomendación, no lleves mochilas ni bultos grandes, ya que no podrás acceder con ellos. También se solicita que evites mascar chicle o introducir cualquier tipo de alimentos, debido a que luego se les “olvida” la basura allá arriba y sería muy lamentable contribuir a ello.
  • En tu solicitud de permiso, tienes la opción de elegir tu fecha y hora de subida (de lunes a domingo, de 10 am a 5 pm), pero te sugiero ir temprano para que no haya tumultos y puedas tener la luz adecuada para tus fotografías.
  • Recuerda que pueden subir hasta seis personas juntas con un mismo permiso, ¡aprovecha e invita a tus amigos! Si tienes dudas, el teléfono de la delegación Cuauhtémoc es: 24-52-32-60

¡Espero que te haya sido de utilidad este artículo! Por favor déjame tus comentarios y dime qué otros sitios de la Ciudad de México te gustaría conocer, o qué dudas tienes, trataré de ayudarte a resolverlas 🙂 Gracias por leerme, nos vemos la siguiente semana!

Autor entrada: Malviajada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *