Preparar la maleta: sigue estos prácticos consejos

Cuando planeas un viaje, ya sea corto o largo, quieres preparar la maleta con todo lo necesario para que al final no te haga falta algo. Pero la verdad es que casi siempre terminamos cargando de más y todo ese espacio y peso en tu equipaje se desperdicia. Entonces, ¿qué no debo cargar?



preparar-la-maleta

Tips para preparar la maleta

Que si las medicinas, el mapa, las treinta playeras por si sales en la noche o si te mojas en la alberca, dos desodorantes para día y noche, el perfume para tener más probabilidades de ligar… no, no no… ¡No lo hagas! Mejor vamos a preparar la maleta de la mejor forma para que tu viaje sea un éxito y no una tortura.

Todo depende el número de días que estarás fuera y el destino que elegiste para tus próximas vacaciones. Tiene mucho que ver si hace frío, calor, está templado o habrá nieve. Si de plano no tienes idea del clima, te recomiendo buscar en internet y hacer una buena investigación antes de partir, así sabrás con más certeza qué prendas utilizar.

Preparar la maleta, ¡no te compliques!

Por ejemplo, la primera vez que viajamos a Estados Unidos supimos que en la aduana hacen que te quites hasta los zapatos para pasar por los detectores de metal en el aeropuerto. No tenía ningún caso llevar miles de joyas o accesorios llamativos, pues tendríamos que pasar más tiempo despojándonos de todo y luego volverlo a poner.

Así que este paso fue sencillo: no necesitábamos lucir glamorosos ni tratar de impresionar a nadie al preparar la maleta, sino pasar rápido y sin tanto alboroto. Una playera sencilla, un pantalón de mezclilla, unos mocasines y una sudadera fueron la salvación.

No llevaba reloj, ni pulseras, ni collares y el celular lo cargué en mi bolsa de mano. De esta manera no sonó nada de metal y ¡listo! Ya estaba del otro lado sin perder tanto tiempo.

Evita sonar en los detectores, viaja ligero

Qué llevar en la maleta, o qué no

Medicinas

Sí, pero sólo las básicas. Quizá requieras de medicamento para la gripa, para bajar la temperatura o para infecciones estomacales. Quítales la caja y así ahorrarás espacio; puedes meterlas en un pequeño estuche para que no se rieguen en tu maleta.

Si debes portar medicamento controlado, recuerda llevar contigo la receta y las cantidades exactas de medicina que requieres durante tu estancia, en caso de que te cuestionen por ello en la aduana.

Ropa

Únicamente lo más necesario. No necesitas cuatro pantalones para un fin de semana, mejor carga un pantalón y unos leggings, que serán cómodos y te dejarán caminar o recorrer todo cómodamente. Considera un cambio formal por si piensas ir al antro, una cena elegante o conocer el sitio de moda y no llegar en chanclas.

Playeras puedes alternar varias, pero no utilizarás más de tres o cuatro. Puedes reutilizar la primera el día de tu partida, así lavarás menos al regreso y no necesitarás una maleta extra para la ropa sucia.

Zapatos

Esto es una pesadilla, sobre todo si eres mujer. Estamos acostumbradas a cambiar de calzado para que combine en todo momento o nos veamos mejor, pero créeme, al momento de viajar esto es de lo más innecesario. Lleva unos tenis cómodos si planeas caminar mucho, serán tus aliados en todo momento, ¡adiós glamour! Consiente tus pies.

Olvídate de los tacones, las botas complicadas u otros artilugios de moda. Con unos mocasines ligeros y tus chanclas de baño tendrás suficiente y tu maleta lo agradecerá. El calzado elegante es para otras ocasiones.

Artículos de baño

Aunque tu shampoo contra la alopecia o tu pasta de dientes con miles de diamantes triturados sean para ti un must, recuerda que en las lejanías lo que importa es la rapidez y, vuelvo a repetir, la comodidad.

Si te quedas en un hotel, encontrarás frascos de shampoo, jabones, acondicionador y en algunas ocasiones hasta pasta dental gratis. Ah, y olvídate completamente de tu enorme toalla pesada de Piolín. A menos que la requieras totalmente para ir a la playa, pero en este caso puedes cargar con una más pequeña que absorba la humedad, es todo.

Ahora existen muestras pequeñas hasta de los enjuagues bucales, no tienes pretexto para cargar hasta con el perico. Tampoco es necesario que eches cuatro rollos de papel de baño, botellas de agua que se echarán a perder con el sol ni suéteres al por mayor.

¿Ves? Preparar la maleta es sencillo

Relájate, si sales de viaje, probablemente es porque estarás de vacaciones unos días o quieres conocer un sitio nuevo. Esto sirve justamente para tomar con buen humor y filosofía el descanso. No te presiones con la rutina ni te dejes atacar por el estrés previaje y mejor sácale provecho a tu viaje. Carga menos, disfruta más.

¿Qué otros artículos omitirías o agregarías al preparar la maleta?



Autor entrada: Malviajada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *