MUJAM, el museo del juguete mexicano en la CDMX

Advertencia: Si eres un nostálgico sin remedio, el Museo del Juguete Mexicano -MUJAM– te traerá recuerdos que inevitablemente te harán suspirar; así que prepárate, porque este tesoro escondido en las calles de la Colonia Doctores (en el centro de la Ciudad de México) aguarda por ti.



Museo del Juguete Mexicano

Como todos aquellos espacios culturales que no pertenecen al gobierno, el Museo del Juguete Mexicano se mantiene gracias al cuidado y mantenimiento de su fundador, el señor Roberto Shimizu y de sus hijos.

Desde la década de los 40, esta familia ha coleccionado más de 10 mil piezas de aquellos artefactos que antes se veían en la calle con frecuencia: desde tazos, trompos y muñecas, hasta carritos de madera o títeres antiguos.

De acuerdo con la fascinante historia que el propio señor Shimizu nos platicó, es heredero de un gusto inequívoco por lo mexicano. Al crecer en las calles del Distrito Federal y ser poseedor de los juguetes típicos que los niños de antes atesoraban, su inequívoca manía de conservarlo todo lo llevó hasta esta labor de exhibirlo al público.

Los juguetes y la identidad del niño mexicano

Sin duda, quien visite el Museo del Juguete Mexicano tendrá un acercamiento muy preciso a la identidad del niño mexicano a través de las décadas.

La historia de nuestro país también está reflejada de una forma u otra en los estantes y vitrinas dentro de los cuatro pisos que comprende este recinto.

Hay una sala dedicada a la Lucha Libre mexicana, uno de los referentes de la cultura mexicana en todo el mundo. Y es que, ¿cómo podrían nuestros padres olvidar la época de El Santo y Blue Demon? O nosotros mismos cuando disfrutábamos de comprar luchadores de plástico en el tianguis, o tener una capa para sentirnos súper héroes?

lucha-libre

Obras de arte por doquier

Lo que más llama la atención en el Museo del Juguete Mexicano es la capacidad de convertir un espacio de una de las colonias más peligrosas de la Ciudad de México, en toda una obra de arte tanto por fuera como por dentro.

Los murales urbanos también forman parte de la colección y te harán detenerte aunque sea unos segundos para admirarlos.

murales-en-el-mujam

Juguetes de madera, o las Barbies a tu alcance

Por otro lado, y aunque los juguetes mexicanos de antaño eran más pensados para niños que para niñas, las Barbies no podían faltar. Si te gustaba tenerlas en tu recámara o jugar con ellas hasta quedarte dormida, seguro suspirarás al ver todas las vitrinas repletas de ellas en todas sus presentaciones.

O qué tal aquellas cocinitas de épocas anteriores, cuando las hacían de madera y con muchos detalles en todos los utensilios para que las niñas pasaran horas entretenidas jugando a la “mamá”.

Para los niños (y ya no tan niños), también se exhiben aviones y carritos que seguro les hará volver a su niñez.

carritos-y-aviones

Un sitio especial para coleccionistas

Mi parte preferida del Museo del Juguete Mexicano es aquella dedicada a los Juegos Olímpicos de 1968 y donde también puedes ver algunas muñecas y juguetes muy antiguos en una vitrina. Pasarás un rato buscando los que eran preferidos de tus papás o incluso de tus abuelos.

Los más coleccionables, o quizá los típicos de tela o los pequeños trastes de barro que hoy en día ya no abundan en los tianguis ni en ningún sitio que los niños frecuentan. ¿Ya sentiste nostalgia? No te culpo.



juguetes-mexicanos

Tips para tu visita

La entrada tiene un costo de $50 pesos y el boleto incluye algunas exposiciones temporales, como la más reciente de Hello Kitty, la cual ha causado sensación entre chicos y grandes.

Es una sala especial con todo lo que te puedas imaginar de la gatita, desde pantuflas, mochilas, hasta figurines traídos desde Japón o la cámara fotográfica con su imagen.

Sombrillas, lámparas, alcancías, plumas, cuadernillos, peluches, almohadas, globos, llaveros, vasos y cualquier objeto que desees, todo está aquí.

mujam-hello-kitty

Haz una visita virtual al Museo del Juguete

Si quieres, incluso puedes hacer una visita virtual dando clic aquí, en caso de que vivas en otro estado o país, pero aun así desees conocer esta extensa colección del Museo del Juguete Mexicano.

¿Te gustó? No dudes en dejarnos tus comentarios y compartir este artículo con todos tus amigos. ¡No dejemos que los juguetes mexicanos caigan en el olvido! Mejor podríamos darles un segundo aire. ¿Coleccionas algo? Cuéntanos todo 🙂



Autor entrada: Malviajada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *