Los miradores de Nueva York: Empire State o Top of the Rock

Antes de llegar a Nueva York tenía duda sobre cuál de los miradores de Nueva York sería más imponente. Visité el Empire State y Top of the Rock, y la verdad es que ninguno de los dos me decepcionó; cada uno tiene su encanto. Por eso queiero platicarte sobre ellos en este primer post de mi visita a la Gran Manzana.



Empire State o Top of the Rock

En realidad, mi idea inicial era hacer un artículo sobre los tres miradores más importantes de Nueva York, que incluía el más reciente: One World Observatory. Pero una jugada del destino me hizo descartar éste último, debido a que el clima no me favoreció el día que asistí.

¡Pero ahora tengo un motivo más para volver y contarte más aventuras! Por lo pronto, haré un comparativo entre el Empire State y Top of the Rock. Veamos qué ofrece cada uno de ellos:

Empire State

De día

De día, el Empire State es una joya. Vale la pena ir a las 4 pm aproximadamente, porque el sol ya ilumina algunos edificios con tonos dorados (en verano) y podrás apreciar a detalle todos los edificios alrededor, las azoteas, helipuertos y el horizonte es más claro y nítido.

Incluso desde aquí hay un excelente panorama del Río Hudson y de la Estatua de la Libertad. Al fondo, la nueva torre del One World Trade Center y el extremo sur de Manhattan, poblado por miles de edificios y casas que te quitan el aliento desde las alturas.

En uno de sus costados apreciarás el Edificio Chrysler muy de cerca y más edificaciones de las que quizá nunca hayas escuchado hablar antes, pero igual te llamarán la atención.

Lo bello de los miradores en Nueva York, como el Empire State y Top of the Rock, es que te brindan esa oportunidad única de ver la ciudad desde todos los ángulos y ubicarte geográficamente en la isla. ¿No es maravilloso?




Todo un clásico

Desde la recepción, las paredes de mármol, los elevadores con el símbolo del Empire State y una pequeña muestra de fotos sobre la historia de su construcción, este mirador es un símbolo de Nueva York y no querrás perder detalle. Si hablamos de arquitectura y nostalgia, le damos un punto extra a este mirador.

El Empire State recibe a casi 4 millones de visitantes al año, ¡y no es para menos!

De noche

El Empire State es un espectáculo también por las noches. No hay nada como grabar esas instantáneas en tu mente cuando ya todo lo que resalta son las luces de Nueva York. Estas escenas me recordaron al filme Sleepless in Seattle, con Tom Hanks y Meg Ryan; es la magia de esta ciudad, parece de película.

En definitiva no te puedes perder de ambos horarios. Es mejor ir después de las 10 pm, que el sol ya está totalmente oculto en verano y resplandece más ante tus ojos.

Si pagas 45 dólares extra, puedes subir hasta el piso 102, donde no hay nada que te tape la visibilidad y mirar la ciudad todavía desde más arriba!

TIPS

Si adquieres el New York City Pass, tienes derecho a subir al Empire State dos veces en el mismo día. Precisamente una por la mañana o el transcurso de la tarde (antes de las 8 pm); y la segunda oportunidad es de las 10 pm o antes de la 1:15 de la madrugada.

En horas pico, el personal de seguridad te invitará a subir del piso 80 al 86 por las escaleras: “solo son seis pisos y llegarás en 5 minutos”, es lo que se escucha. Y sí, realicé la hazaña y aunque me cansé muchísimo, evité el tumulto del elevador.

En mi caso no fue necesario reservar antes, pero sí tuve que esperar casi una hora para subir en el turno de la noche. Toma esto en cuenta y ve con el tiempo requerido para que no te tome desprevenido.




Top of The Rock

De día

El Rockefeller Center no se podía quedar atrás, así que desde 2005 reabrieron su mirador para dejar impactados a todos quienes lo visitan (me incluyo). En tiempo récord subirás 67 pisos en el elevador, que te llevará a una altura de 259 metros con vistas de 360 grados sobre la ciudad desde lo más alto del edificio.

Lo primero que escuchaba decir a todos los que salían del elevador, directo al primer punto donde te rodean gruesos cristales, era: “Oh, my GOD!”. Para mí, que fue el primer mirador que visité, sí tuvo una gran influencia positiva en mi ánimo.

Lo hermoso de este mirador es que puedes ver el Empire State y los demás edificios que se dibujan tras él, incluyendo también el One World Trade Center y mucho más.

Hasta puedes tontear un rato, como nosotros. Se supone que el tiempo máximo para estar aquí es de 45 minutos, pero en realidad no hay límite. Yo me quedé por varias horas porque quería apreciar el atardecer y nadie me dijo nada.

Ahora bien, el punto fuerte del Top of the Rock es que desde este edificio se ve Central Park en todo su esplendor. Eso no te lo da ningún otro mirador de paga; a menos, claro, que puedas subir a otro pero eso no es tan fácil siendo un turista.

Así que disfruta de estas panorámicas que son espectaculares; la verdad me fascinó y me dio una perspectiva distinta de Nueva York. Es increíble cómo te sientes pequeño ante esto, ¿te ha pasado?

De noche

Cayendo la tarde, el espectáculo se torna más y más interesante. Si algo debes hacer en tu viaje a Nueva York es ver la ciudad de noche. Las luces, el ambiente y las tonalidades cambian por completo. Ver cómo se encienden los edificios poco a poco es una experiencia única en la vida.

Eso sí, en verano tendrás que esperar un buen rato, porque eran las 9 de la noche y todavía se apreciaba algo de claridad a pesar de la hora.

 Mira 6 consejos para preparar tu viaje a Nueva York, dando clic aquí

TIPS

Como verás, ambos horarios valen la pena, aunque después de las 7 pm la gente es muchísima más que durante el día. Es lógico, todos quieren ver Nueva York desde su lado más luminoso, solo considera que tendrás que aguantar un poco los tumultos.

A diferencia del Empire State, el Top of the Rock cierra a las 12 de la noche. El último elevador sube a las 11:15 pm.




Los costos del boleto es de $34 USD para adultos y $28 USD para niños. Puedes comprarlos con anticipación en su página oficial y así evitar más filas cuando llegues.

El Empire State y Top of the Rock están incluidos al comprar el New York City Pass. Una vez adquirido, cambias tu cupón directamente en taquillas.

Veredicto

Mi veredicto es…. ¡que amé los dos! Pero si tuviera que elegir entre los miradores de Nueva York, me quedaría (muy a título personal) con el Empire State. Lo que sí te puedo decir es que necesitas conocer ambos, porque son diferentes y encantadores en su totalidad.

Muchas gracias por leerme, ahora espero saber tu opinión, déjame un mensaje en los comentarios o escríbeme a maru@malviajada.com También puedes seguirme en Twitter e interactuar conmigo en todo momento!

Autor entrada: Malviajada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *