El día que lloré en Central Park

Cuando arranqué la idea de escribir un blog de viajes lo hice pensando en los demás. Tenía ganas de platicar a los lectores acerca de experiencias, tips, ideas y formas sencillas de viajar sin miedo. Y, ¿saben algo? Hoy me siento con la confianza de platicarles algo muy personal: lo que sentí el día que lloré en Central Park.




El día que lloré en Central Park

Son miles las formas de expresar nuestras impresiones de acuerdo con lo que un destino nos hace sentir, antes y después de llegar a él. Viajar te aviva los sentimientos, te los deja a flor de piel; ya sea emoción, temor, expectativa, sueño, hambre, dolor de pies, introspección, ansiedad…

Pues yo lloré. Ya desde antes creí que me pasaría, pero otra cosa es pensarlo y otra, llorar. Desde que me acercaba caminando, sentí que mi respiración se agitó y una emoción indescriptible recorrió mi mente. ¿Saben lo que se siente cuando haces un sueño realidad? Pues así me sentí en ese instante.

 

Llegando a Strawberry Fields

Quizás uno de los lugares más concurridos de Central Park es Strawberry Fields. Aquí se ubica el mosaico homenaje a John Lennon, con la inscripción “Imagine”, nombre de una de sus canciones más famosas y escuchadas en el mundo.

Desde los 12 años de edad soy fan de The Beatles, pero más específicamente de John Lennon. Siempre tuve empatía con este raro personaje de voz peculiar y de comportamiento extravagante y casi autodestructivo. Sus canciones significan mucho para mí y he crecido con ellas a lo largo de las décadas.

Por lo tanto, como pueden imaginar, este punto de Nueva York era un sueño para mí. Deseaba con todas mis ganas llegar aquí algún día y dejarme llevar por las emociones de estar en este sitio tan emblemático para los fans del ex beatle.

Sentimientos a flor de piel

Y entonces cuando apareció frente a mí, simplemente las lágrimas salieron por sí solas. Sentí alivio, sentí alegría, nostalgia, tristeza, euforia, emoción, exaltación y, finalmente, satisfacción por haber hecho realidad un sueño viajero de la infancia.

Podría parecer cualquier cosa, pero no lo es. ¡Ah! Y por si fuera poco, un artista callejero me recibió cantando su versión de Imagine y entonces la felicidad no pudo ser más grande, corrí con buenísima suerte! Puedes ver ese momento en el video que hice para Viajeros en Acción:

Explorando más de Central Park

Aunque hubiese querido pasar todo el día en Strawberry Fields, había más por explorar en Central Park; así que emprendí camino y me topé con estas estampas como de película. ¿Cuántas veces hemos visto cintas enmarcadas por los árboles y pasillos?

Sería imposible recorrer el parque en un día, son más de 4 kilómetros de largo por 800 metros de ancho; pero conocer aunque sea un poco es oblogatorio.

👉Conoce también el High Line Park, el parque lineal de Nueva York que te encantará👈

The Lake

Este lago artificial es uno de los más bellos de Central Park. Tiene una extensión de 7.3 hectáreas y su contraste con los edificios altos al fondo te dejan sin habla. Hasta 1950 solía ser una pista de patinaje en el invierno, pero ahora solo es un lago muy hermoso.

Puedes rentar una pequeña canoa y dar un paseo romántico; aunque si hace mucho calor, es recomendable quedarte en la sombra antes de morir deshidratado 😅 ¿No les recuerda a algún filme famoso? Cuéntame cuál!!!

Sheep Meadow

De entre las 320 hectáreas de jardines y vegetación que existen en Central Park, fui a dar a Sheep Meadow, un área que solo abre de mayo a octubre, pero que es ideal para ir a tomar el sol. Mucha gente incluso se pone traje de baño y mucho bloqueador, porque el clima así lo permite.

A las orillas hay sombra gracias a los árboles y yo aproveché para descansar un rato, decir adiós a los zapatos y dormitar. Se dice que hasta Bob Dylan era un visitante frecuente de esta parte de Central Park, donde se realizaban protestas hippies en los años 70.

De acuerdo con el sitio Newyorkando, esta zona es tan emblemática, que desde aquí se pudo ver el alunizaje del Apollo 11 por allá de 1969… WOW! 😱😱😱 Ahora entiendo por qué fue mi punto preferido, ¡no se lo pierdan!

el día que lloré en central park

Terraza y Fuente de Bethesda

Si te preguntas desde dónde puedes iniciar el recorrido por Central Park, la Fuente Bethesda es una excelente opción. Muchos la denominan el corazón de este parque y ha salido en muchísimas películas. La que más recuerdo por ahora es Amigos con beneficios, con Milla Kunis y Justin Timberlake. ¿Recuerdas otras? Hazme saber cuáles!!




Después camina hacia el paso a desnivel, que está decorado con mosaicos y muchos detalles que amarás, además de que podrás resguardarte del sol y escuchar a los artistas callejeros que siempre se reúnen aquí. Vale muchísimo la pena reposar y mirar a tu alrededor.

El ángel que descansa en la fuente es una escultura que data de 1893 y su autora es Emma Stebbins y mide casi 8 metros de alto; todo un deleite para la vista.

El Edificio Dakota

Aunque no forma parte de Central Park, quería mostrarte este edificio que también es parte de la Historia Universal. Afuera de él es donde asesinaron a John Lennon el 8 de diciembre de 1980😞 Es un edificio de estilo alemán y data de 1880, cuando en Nueva York no había nada alrededor y nadie quería vivir acá.

Hoy, es uno de los edificios más caros y exclusivos de la Gran Manzana. Sus leyendas y misterios inspiraron al cineasta Roman Polanski a filmar “El bebé de Rosemary”, en 1968. Sin duda, un punto que debes visitar antes o después de dejar Central Park.

Aunque estando frente a él no lloré, me gustó sentir esa energía y apreciarlo de cerca para comprender más el pasado.

¿Qué te pareció este breve artículo sobre Central Park? Espero que te haya podido transmitir mis emociones, pero también ayudarte a conocer aunque sea solo una parte del principal pulmón de Nueva York. Obviamente me faltó muchísimo por recorrer y por eso prometí regresar.

Gracias por dedicar unos minutos a la lectura, ahora puedes compartir con tus amigos que aman viajar y por supuesto, dejarnos un comentario para saber tu opinión o dudas. Escríbeme a maru@malviajada.com si tienes preguntas o quieres que te ayude en tu viaje a Nueva York!





Autor entrada: Malviajada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *