10 curiosidades de la Torre Latinoamericana

Construida en 1956 por el arquitecto Augusto Álvarez, es imposible que este icono de la Ciudad de México no llame tu atención cuando visitas el Centro Histórico de la capital mexicana. Por eso, a poco más de 60 años de su edificación, te digo 10 curiosidades de la Torre Latinoamericana, un hermoso símbolo mexicano.



10 curiosidades de la Torre Latinoamericana

Por años, la Torre Latinoamericana ha formado parte del imaginario social de la CDMX y del país en general. La hemos visto en millones de fotografías, documentales y hasta películas. Y a pesar del paso del tiempo, no deja de gustarnos cuando la topamos de repente o la vemos sobresalir desde lejos.

Y es que también tiene una historia muy interesante, por lo cual los capitalinos la cuidamos y queremos como un tesoro nacional. ¿Quieres saber más? Aquí te desmenuzo las curiosidades más interesantes sobre este icono, con información de su página oficial.

1. Tiene 44 pisos y 181.33 metros de altura

Aunque en la actualidad parezca poco, para 1956 era un edificio muy alto, el más alto de la ciudad y esto llamaba la atención de propios y extraños. En un inicio fue pensado para oficinas, pero también el ambicioso proyecto buscaba dar modernidad y desarrollo a la capital mexicana.

2. Durante 26 años, fue el rascacielos más alto la CDMX

Uno de las curiosidades de la Torre Latinoamericana es el hecho de que desde su construcción -en 1956- hasta 1982 reinó como el rascacielos más alto y más vistoso. Puede ser que la Torre de Pemex le quitara en ese entonces el título, pero jamás lo superó en popularidad y belleza.





3. Ha soportado tres sismos de gran magnitud

La Torre Latinoamericana es la heroína de la ciudad. Está construida en una zona sísmica, por lo tanto ha tenido que soportar el movimiento telúrico en miles de ocasiones; pero pocas como su primer terremoto, el 28 de Julio de 1957 (tan solo un año después de su culminación). El gigante de acero resistió, aunque ese no sería su mayor reto:

El 19 de septiembre de 1985, la “Torre Latino”, como cariñosamente se le conoce, resistió un sismo de 8.1 grados en la escala de Ritcher; fue entonces cuando su dura cimentación fue tomada muy en serio.

Por último, el 13 de abril de 2007 se registró un temblor de 6.3 grados que lo consolidó como uno de los edificios más seguros y resistentes del mundo.

4. Alberga dos museos en su interior

Una de las curiosidades de la Torre Latinoamericana que quizá no sabías, es que puedes visitar los dos museos que hay con fotografías y otros puntos interesantes; el primero es el Museo de la Ciudad de México, con piezas prehispánicas y un recorrido por la Gran Tenochtitlán.

TIP: La entrada a este museo ya está incluida en tu boleto para el Mirador.

El segundo es el Museo del Bicentenario, en el piso 36 de la torre. Aquí encontrarás artículos y documentos desde la Nueva España hasta antes de la Independencia y hasta el inicio de la Revolución.



5. Es el mirador más importante de la ciudad

Admirar la Ciudad de México en 360 grados es un lujo que nos podemos dar cada vez que tengamos ganas. Esto es gracias al Mirador de la Torre Latinoamericana en el piso 44, un sitio excelente para tomar las mejores fotografías desde las alturas y utilizar los telescopios para ubicar algún edificio en especial.

TIP: El costo de entrada es de $100 MXN por adulto; niños y adultos mayores con credencial de INAPAM pagan $70 MXN

6. Fue el primer edificio con fachada de cristal en la CDMX

Entrando en las curiosidades de la Torre Latinoamericana más técnicos, tenemos que en su momento el diseño fue pensado para innovar y lograr un edificio único en su tipo en la década de los 50.

Esto llamó la atención, sobre todo por considerarse una hazaña arquitectónica debido a los sismos. Pero adivinen qué… los cristales están casi intactos.

7. Su estructura es casi indestructible

Así es, se ha comprobado que su diseño arquitectónico estuvo muy bien planeado. Por ello, la Torre Latinoamericana está construida sobre 361 pilotes de concreto a 34 metros de profundidad.

Para lograrlo, se excavó a 13.5 metros para soportar las 25 mil toneladas de peso.




8. Fue construida sobre la Casa de Animales de Moctezuma II

Recordemos que todo el centro histórico de la CDMX está construido sobre la antigua Tenochtitlan. Así pues, la Torre Latinoamericana se levantó donde se erigía la casa de animales del Mexica Moctezuma II.

Tras la Conquista española, este espacio fue utilizado para edificar el Convento de San Francisco.

9. Obtuvo un premio del American Institute of Steel Construction

Otra más de las curiosidades de la Torre Latinoamericana, es que en 1957, el American Institute of Steel Construction le otorgó un premio después de resistir el temblor de ese mismo año.

Como ya lo mencionábamos, constituyó todo un reto para la arquitectura lograr un edificio sólido y funcional, a pesar de ubicarse en una zona altamente sísmica.




10. El reloj original aún funciona en la actualidad ⏰

A pesar de que ya es obsoleto y la Torre cuenta con un reloj digital súper moderno, este pequeño amigo analógico se niega a morir, además de que permanece como símbolo de la construcción y engalana la esquina que forman las calles de Madero y Eje Central.

Apelando a la nostalgia, el reloj nos hace imaginar cómo sería el esplendor de la Torre Latinoamericana en la década de los 50.

Aunque este último punto no estaba previsto, varios amigos bloggers me hicieron recordar una curiosidad imprescindible:

11. No tiene piso número 13

¿Así o más supersticiosos? ? En muchos edificios habitacionales y de oficinas -no solo de México, sino del mundo-, existe la creencia de que el número 13 es de mala suerte; y por alguna extraña razón, el elevador de la Torre Latinoamericana justo prescinde de esta planta.

Sin duda, estas curiosidades de la Torre Latinoamericana la colocan como uno de los iconos imperdibles de la capital mexicana. Si necesitas más razones para amar la CDMX, entonces mira este artículo que tengo para que consideres visitarme en las próximas vacaciones!

Autor entrada: Malviajada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *