Casa Madero, visita la tierra del vino

En mi visita a Parras de la Fuente, Coahuila, me lancé a visitar Casa Madero, una de las vitivinicultoras más prósperas y antiguas de México. Queríamos vivir de cerca el poder de la uva y hacernos expertos en la materia. No salimos con maestría, ¡pero sí con unas buenas botellas y muchos tips para contar!



Un poco de historia antes de visitar Casa Madero

En el año 1893, don Evaristo Madero (abuelo de Francisco I. Madero, iniciador de la Revolución Mexicana y ex presidente de este país) fundó esta prestigiosa bodega que exporta a todo el país y al extranjero.

Su vino es uno de los más probados y reconocidos por los que saben y ahora entendemos por qué: su proceso es uno de los más naturales, bien cuidados y de gran calidad, con el orgulloso sello de «hecho en México».

La historia se remonta aún más atrás, hacia 1597, cuando gracias a la geografía privilegiada del valle de Parras, se establecieron los jesuitas, quienes produjeron en esta región el primer vino 100% local.

Con el paso del tiempo, se instaló la Hacienda San Lorenzo, que hoy tiene el nombre de Casa Madero.

visitar casa madero

Visitas guiadas

Lo primero que debes de saber al visitar Casa Madero está a la entrada del pueblo mágico de Parras y que puedes unirte a un grupo para recorrer sus bellas instalaciones. Este paseo no tiene ningún costo, salvo que al final desees dejar una propina al guía.

Lo más recomendable es llegar en auto, ya que de otra forma el acceso será más complicado. Puedes estacionar tu vehículo dentro de las instalaciones de Casa Grande y disponerte a disfrutar de un día soleado, rodeado de vegetación y el característico olor a uva fermentada que ya desde el principio te será familiar.

produccion-del-vino



Tienda de vinos

A pesar de que intentes resistir la tentación, lo primero que toparás es la tienda de Casa Madero, donde obviamente verás una gran variedad de vinos tintos, blancos y rosados para llevar en tu maleta (si viajas en avión, debes envolverlas muy bien, ya que no pueden ir en el equipaje de mano).

No te quedes con la duda y pregunta cuáles son los más adecuados de acuerdo a tu paladar.

De paso date gusto con la decoración y toma las fotos que quieras, eres libre de hacerlo para que después compartas tu experiencia de estar en este sitio emblemático e histórico.

tienda-casa-madero



Una estadía provechosa

Ahora sí, por intuición verás la entrada donde se ofrecen las visitas guiadas. Luego de formar grupos de aproximadamente 20 personas, comienza la emoción: un poco de historia contada de forma apasionada, que te remite a aquellos tiempos de tradición oral en los que el aprendizaje era más intuitivo que tecnológico.

Luego, a caminar en medio de esas enormes barricas que guardan los secretos del éxito, muchas de ellas traídas desde Francia u otros sitios de Europa. No sin antes escuchar los tipos de vino que aquí se logran y sus diferencias de sabor.




recorridos-guiados

Tipos de vino, ¡mucho para elegir!

Ahora sabemos que si te gustan más bien secos, entonces debes pedir Cabernet Sauvignon; mientras que para un deleite afrutado pero más suave, el Merlot debes llevar. Si de plano lo tuyo es dulce, los vinos rosados son tu elección segura.

Al respecto encontré que Casa Madero te recomienda sus 10 mejores vinos para que le des gusto al cuerpo en cualquier época del año y según la ocasión deseada.

cien-mil-litros

Si bien no entrarás a las salas de producción ni verás a la gente trabajar la uva en tiempo real, el recorrido te dará una idea muy general de cómo se hacen las cosas y el nivel de calidad que estas bebidas aportan al orgullo nacional.




cuarto-de-maquinas

Las Parras en Parras

Uno de los puntos que más nos gustó fue ver cómo hacen crecer las parras, pues estas pequeñas ramas se desarrollan como enredaderas, por lo que dan un aspecto natural y es increíble que de aquí surjan todos los ramilletes que luego nos proporcionan placer gustativo.

Lamentablemente no pudimos ver las uvas en todo su esplendor al visitar Casa Madero, pero eso nos da pie a regresar en verano y no perdernos ese espectáculo natural por nada del mundo 🙂

parras

Otras atracciones

Casa Madero es todo un complejo que cuenta también con una hacienda, un jardín de fiestas (al que acudimos a una boda, y podemos decirles que es realmente de ensueño), una pequeña capilla y un quiosco blanco hermoso al centro. Es como un cuento de hadas pero de la vida real.

capilla

Más opciones

Como una opción alterna, puedes rentar una calandria para un máximo de tres personas, por $400 pesos.

No te recomiendo mucho que lo hagas si estás a favor del cuidado de los animales, pero es la única forma en que podrás adentrarte a los viñedos y conocer el otro lado de la moneda.

calandria

En la actualidad, estas instalaciones pertenecen a los herederos de la familia y está abierta a los paseantes, con el objetivo de que vean el proceso de producción y la calidad con la que se elabora. Además puedes comprar sus productos para cerrar un círculo perfecto.

barricas

Esperamos que te haya gustado esta nota, ¡comparte con todos tus amigos amantes del vino! Y no olvides visitar Casa Madero en tu próximo paso por Coahuila. Si quieres saber qué otros atractivos visitar, te dejamos una guía rápida de Torreón. ¡Nos leemos en la próxima!



Autor entrada: Malviajada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *